Esta campaña se realizó para UNFPA-ONU en 2020 y su objetivo es apoyar la difusión del Paquete de Servicios Esenciales para Mujeres y Niñas que sufren violencia (PSE) y de los mecanismos de monitoreo social y ciudadano.

Los Servicios esenciales son un conjunto de servicios básicos prestados por las instituciones del sector salud, del sector policial, sector judicial y de los servicios sociales, los cuales consideran la protección de los derechos, la seguridad y el bienestar de cualquier mujer o niña que experimente violencia de género. Se aplica en cinco municipios de México: Chilpancingo, Ecatepec, Naucalpan, Ciudad Juárez y Chihuahua.